Inicio

Somos viajeros. Nuestro motor es la curiosidad, saber qué pasa en los lugares escondidos del mundo, escuchar las voces mudas de quienes han sido olvidados. Escépticos por naturaleza, no nos basta un punto de vista de afuera ni nos alcanza leer en algún lugar. Tenemos que verlo, tenemos que estar ahí, tenemos que saber la verdad; aunque sea una palabra gastada en la que muchos ya ni creen, nosotros seguimos soñando. Viajar a pie por lugares que no existen en los mapas se convierte en un gran desafío, sobretodo a la hora de comunicarnos. Esto también forma parte de la belleza, de la experiencia y de la historia final. Más que entender o escuchar, es descifrar pero sobretodo sentir. Y ahí es donde entra el verdadero significado de la palabra compasión: sentir lo que el otro está sintiendo. A través de nuestras herramientas –fotografía y literatura- buscamos expresar lo inexpresable. Cuando encontramos esas historias de vidas, testimonios que abren puertas a miles de historias, asumimos un compromiso para encontrar la forma de contar su realidad: cuando las palabras faltan, las imágenes hablan y transmiten.